miércoles, 6 de mayo de 2009

¿Aun con hambre?


Existen mucha variedad de nombres para describir este problema tan común con los alimentos: ataques de ansiedad, hambre, apetito, avidez ansia, deseo, anhelo, afán, voracidad y glotonería.

Como hacer para controlar el apetito mas específicamente para ¡no sentir hambre! .

Los expertos, en este sentido, recomiendan ingerir alimentos con aminoácidos, ya que nos ayudan a controlar esa sensación actuando directamente sobre nuestro cerebro. La lista de los alimentos que nos pueden venir bien es muy extensa: la clara del huevo, los pescados, las carnes, el arroz integral, los guisantes, las almendras, la soja…

Existen los alimentos que sacian y quitan el hambre sin añadir demasiadas calorías a tu menú diario. Algunos de los alimentos serían:

La Avena : Este cereal contiene bastante fibra y carbohidratos con almidón, además de vitaminas y minerales, por lo que es recomendable ingerir dos cucharadas preparadas en una taza de leche caliente por la mañana.

La fibra que contiene la avena es de tipo soluble, y eso te ayuda a ralentizar la digestión y la absorción de carbohidratos, manteniendo tu glicemia estable por más tiempo.

Las Sopas: Una entrada de sopa ayuda a satisfacer el hambre y bajar el apetito antes de la comida. Elige sopas con bajo contenido en grasas y que tengan verduras picadas.

Que verduras ayudan mas:

las verduras son las mas indicadas cuando tenemos un gran apetito a la parrilla o asadas son tremendamente sanas y aromáticas, acompañan perfectamente cualquier plato y sacian mucho el apetito.

-- Remolacha. Proviene de la planta Beta marítima, conocida como "acelga marina" o "acelga bravía", originaria en la zona costera del norte de África. Hay que pensar que es una “espinaca roja”, porque es una fuente de folato y pigmentos rojos naturales con propiedades antitumorales.

Las Papas: Cuando son cocidas en agua o en vino, las papas satisfacen mucho más que el arroz, el pan y el plátano. Las papas horneadas son también una forma saludable de ingerirlas sin añadir muchas calorías.

-- Repollo. Sus distintas variedades se han conseguido a partir de la especie silvestre a través de cruces y selecciones botánicas, para adaptarlas a diferentes condiciones ambientales. Posee gran cantidad de nutrientes, como el sulforafano, que es una sustancia química que activa las enzimas que actúan contra el cáncer.

-- Acelga. Esta planta propia de las zonas costeras o los terrenos salinos templados y “emparentada” con las espinacas y las remolachas de mesa, pertenece a la familia de las quenopodiáceas, junto a más de 1.400 especies de plantas. Posee gran cantidad de carotenoides, que previenen el envejecimiento visual.

-- Canela. Se extrae de las ramas de unos arbustos denominados “zeylanicum” y “verum”, los cuales, una vez secos y sin su corteza, forman unos tubitos muy aromáticos. Esta especia de sabor dulce, amaderado y picante, ayuda a controlar el azúcar en sangre y el colesterol.

-- Granada. Tiene una piel gruesa de color escarlata o dorada de tono carmesí en la parte externa y abundantes semillas internas, rodeadas de una jugosa pulpa de color rubí. Su jugo ayuda a bajar la presión sanguínea y aporta antioxidantes.

-- Ciruelas. Originarias del Cáucaso, Anatolia, en Turquía, y de Irán, según el color de su piel, pueden clasificarse en amarillas, rojas, negras y verdes. Cuando se consumen secas, aportan una gran cantidad de antioxidantes.

-- Calabaza. Pertenece a la misma familia que la sandía, el melón y el pepino. Sus semillas son la parte más nutritiva y contienen magnesio, un mineral cuyo consumo está asociado a una reducción del riesgo de muerte temprana. Su puré permite aprovechar esta verdura con bajo contenido calórico, rica en fibra y vitamina A, que estimula las defensas inmunológicas y produce saciedad con muy pocas calorías.

-- Cúrcuma. Suele ser conocida como un componente del Curry y hace más de 4.000 años que se la emplea como condimento y colorante. Es la "superestrella de las especias" y tendría propiedades antiinflamatorias y antitumorales.

-- Arándanos. Aunque el frío puede degradar algunos de los nutrientes de otras frutas, cuando están congeladas estas “frutas del bosque” se pueden usar en cualquier momento del año y no se estropean. Estudios en animales indican que estas bayas de color oscuro, azuladas o rojizas, mejoran la memoria.

Alimentos que nos pueden servir como botiquín en caso de un ataque de hambre:

  • Yogures descremados, que pueden ser ingeridos solos o con frutas.
  • Vegetales tales como zanahorias, tomates, apio, pepino, entre otros.
  • Frutas cítricas (naranjas, mandarinas, pomelo) peras, manzanas, ciruelas (no mas de tres), frutillas (una taza), o frutas de estación que tengan a su alcance, suelen ser una buena alternativa.
  • Huevos duros es otra muy buena opción, siempre y cuando tengamos en cuenta no consumir más de tres por semana.
  • Otro alimento que podemos elegir cuando la tentación nos toma por sorpresa, es un trozo de queso dietético el cual aumenta nuestra saciedad.

CONSEJOS DIARIOS:

  • Primero que nada, Desayuna bien!, no salgas de casa con el estómago vacío. Además de disminuir tu capacidad mental y estado de ánimo, es el primer factor que te hace caer en la tentación de alimentos chatarra altos en grasas.
  • Al medio día cuando sientas hambre, consume fruta que es rica en fibra y excelente para saciar el hambre. Mastica despacio y disfruta cada bocado.
  • Al medio día, empieza tus alimentos con una sopa caliente de verduras o caldo de pollo desgrasado, lo cual está comprobado que disminuye enormemente el hambre. Los alimentos que dan mayor sensación de saciedad son los que contienen proteínas, fibra y agua, y los que menos satisfacen son los alimentos ricos en grasas. Las frutas y verduras te dan más rápido esa sensación de estar satisfecho. Los productos ricos en proteínas (pescado, carne, lentejas y huevos) o hidratos de carbono (pasta, arroz, pan y cereales integrales) figuraban entre los alimentos que producen una mayor sensación de saciedad.
  • Come despacio, recuerda que el cerebro tarda 20 minutos en recibir la señal de que está recibiendo alimentos. Haz la prueba, toma tiempo al iniciar tus alimentos y notarás que a los 20 minutos tu sensación de hambre ha disminuido o desaparecido completamente.
  • Recuerda llevar una dieta balanceada, alta en fibras y baja en grasas.

Espero que estos consejitos les ayuden.

4 comentarios:

Alejandra dijo...

Gracias !!!

Cyra Jazmin dijo...

De nada espero te sea de ayuda! un beso!

Sandra... dijo...

Què completo Cyra... gracias!!!

Cyra Jazmin dijo...

De nada sandra!!

Un besito