lunes, 29 de octubre de 2007

CLARIVIDENCIA


La Clarividencia es la facultad de conocer aquello que ha de venir, es decir, la facultad de tener conocimiento del futuro, inmediato o no, por medios parapsíquicos.

Normalmente, a la clarividencia se la denomina Videncia.

El Vidente o Clarividente no ve lo que ha de ocurrir por medio de los ojos. La información le llega a través de cauces psíquicos, mentales, no necesitando, por ende, sus órganos de visión. En realidad, el Dotado Psíquico recibe una cierta información que luego traduce en el mensaje que exterioriza.
Muchos de los fenómenos clarividentes pueden ocurrir durante el sueño. En estos casos el sujeto ve las escenas con una claridad fotográfica. Pero no se descarta en este tipo de fenómenos la posibilidad de que se trate de una captación telepática inconsciente . Sin embargo, en los momentos de vigilia no es frecuente que la persona obtenga una visión consciente tan clara como las del sueño, a no ser de que sea muy sensitivo. Esto es debido a que en esos momentos del sueño nuestra mente se encuentra liberada del filtro del raciocinio consciente, y en un estado de baja frecuencia cerebral. Pero el fenómeno de la Clarividencia no sucede sólo durante el sueño. Cualquier momento y circunstancia puede ser el detonante, no sólo para este fenómeno, sino para cualquier otro. Así, vemos que son muchos los casos de niños que dicen ver, oír o sentir cosas que nosotros los adultos no podemos percibir y entonces se les acusa de fantasiosos, aunque no siempre es así.
Hay diferentes tipos de clarividencia que a continuacion se describe.

Divisiones de la clarividencia

AUTOSCOPIA.
Es una facultad clarividente que permite ver los propios órganos viscerales o bien localizar en el propio cuerpo cualquier alteración de carácter patológico.
CRIPTOSCOPIA. Es la facultad de percibir el contenido de un recinto cerrado (una caja, una maleta, una habitación, etc.).
HIALOSCOPIA. La mente capta una serie de informaciones interactivas sobre la naturaleza de los objetos.
PSICOSCOPIA.
La mente percibe información relativa a través de un objeto sobre su propietario o sucesos vinculados al mismo.

HETEROSCOPIA.
Es igual que la autoscopía, sólo que en este caso el sujeto ve las vísceras de otras personas. También llamada xenoscopía.
PSICODIAGNOSIS.
También llamada paradiagnosis. Es la capacidad clarividente de diagnosticar y localizar una alteración física.
RADIESTESIA.
El dotado provisto de un péndulo o de una varilla localiza manantiales subterráneos, objetos y personas perdidas.
TELERRADIESTESIA.
Igual que la radiestesia, pero no en el propio lugar, sino usando planos y mapas del lugar.
TELERRADIEDIAGNOSIS.
Igual que la radiestesia, pero usando una foto o un atlas anatómico para detectar enfermedades en el sujeto.

RADIEDIAGNOSIS.
Igual que la telerradiediagnosis, pero en vez de usar una fotografía, se usa el método sobre la propia persona.

No sabemos qué mecanismos exactos actúan en nuestra mente para que los fenómenos como este sucedan, algunas veces de forma totalmente consciente, y sean capaces de ayudar al prójimo. Esta será la siguiente faceta que el ser humano debe presentarse como una posibilidad al progreso de nuestras posibilidades.

2 comentarios:

Felipe dijo...

Soy una persona que descubrí que podía ayudar a los demás de una forma particular y buscando un nombre que definiera este don, encontré esta página. Gracias. F.

Cyra Jazmin dijo...

Hola Felipe! que bueno que te sirvio la informacion.

Un saludo!